¡Celebramos un año defendiéndote del despido injustificado!

No te dejes intimidar, haz ésto si te despiden sin razón de tu trabajo

 

¡Estamos de manteles largos! El 1 de mayo cumplimos un año defendiéndote del despido injustificado y de la violación a tus derechos laborales. Estamos muy agradecidos por tu confianza y te queremos compartir lo que hemos aprendido hasta ahora.

 

Lo más preocupante es que las y los trabajadores en México desconocen sus derechos laborales ¡y queremos acabar con eso! Es muy fácil hacer valer tus derechos cuando te enfrentas a un despido injustificado, solo sigue estos consejos.

Crédito: Freepik

 

No firmes nada y no te dejes intimidar

 

Primero queremos aconsejarte que no te desanimes, sabemos que es un momento complejo, pero ten confianza en que nosotros estamos para ayudarte. En este momento es importante que NO FIRMES NADA con lo que no estés de acuerdo. Nadie te puede obligar a renunciar.

 

Te puede gustar: Igualdad de género en el ámbito laboral: Conoce tus derechos y promueve un entorno justo en México

 

Ahora, no te dejes intimidar. Tu patrón te puede decir muchas cosas, pero la ley es la ley y está diseñada para proteger al trabajador. Si te quieren despedir, diles tranquilamente que lo vas a pensar (sí, en efecto, puedes tomarte tu tiempo).

 

Crédito: Freepik

 

Como trabajador tienes hasta 2 meses para presentar una demanda y hasta 1 año para reclamar el pago de tus prestaciones. ¡Ellos no pueden dejar de pagarte! Y si te despiden tienes derecho a reclamar tu finiquito y tu liquidación: o sea 3 meses de salario, prima de antigüedad y 20 días de salario por cada año trabajado.

 

El patrón tiene obligación de conciliar

 

Si ya te decidiste por demandar a tu patrón por despido injustificado, lo que pasará es que se va hacer una cita conciliatoria a la que el patrón tiene obligación de ir. No es opcional, si no asiste lo pueden multar con hasta $10,000 pesos (más lo que le cueste abogado 🤷). Aquí lo normal es negociar y que ambas partes lleguen a un acuerdo, pero no aceptes nada que no te convenza.

 

Si de plano no se puede arreglar por las buenas, presentamos una demanda para obligarlos a pagar. Es muy importante que en todo el proceso NO LES HAYAS FIRMADO UNA RENUNCIA. ¡Recuerda que no te pueden obligar!

Nosotros te podemos ayudar con todo esto y más. Si estás en problemas ¡llámanos!