Hay datos alarmantes en torno a la salud mental de las y los trabajadores: El 68% de los trabajadores del servicio de alimentos y el 51% del personal que labora en la construcción presentan las mayores afectaciones en materia salud mental y emocional.

 

Ésto lo explica el estudio I Barómetro de la salud mental de los trabajadores en México, desarrollado por Affor Health, una consultora española especializada en la gestión de prevención psicosocial de los trabajadores con presencia en México, Argentina, Colombia, Ecuador, España, Chile, Panamá y Perú.

 

El estrés y los problemas de salud mental son amenazas que exigen nuestra atención. La investigación de Affor Health, presentada en el Summit People & Health 2023, expone la urgencia de atender la salud mental de las y los trabajadores con estadísticas alarmantes en sectores críticos de México: 30% de los trabajadores están lidiando con problemas de salud mental que requieren intervención y apenas el 10% tiene acceso a soporte psicológico en el trabajo. 

 

El estrés laboral en México: una realidad desafiante

 

Un entorno de trabajo que impone una presión constante, jornadas extendidas, y falta de apoyo es un terreno fértil para el estrés que puede causar serios trastornos mentales como el agotamiento profesional (o burnout), depresión o ansiedad.

 

Éste no sólo limita tu capacidad de trabajo sino que compromete tu salud: es vital comprender que cuidar la salud mental en el lugar de trabajo resulta en empleados más felices y productivos. Y todos queremos eso, ¿no?

 

Crédito: Freepik

 

Un trabajo digno que respete tus derechos y fomente un espacio de respeto mutuo es esencial para tu salud mental. ¡Esto debes procurarlo! Porque entornos laborales tóxicos con prácticas nocivas -como el acoso laboral- incluso arruinan tu rendimiento en el trabajo: No vas a trabajar mejor aceptando condiciones pésimas.

 

La legislación laboral de México pone en manos de los empleadores la responsabilidad de ofrecer condiciones de trabajo justas, pero, como trabajadores debemos asegurarnos de que estos derechos realmente se apliquen y beneficien tu equilibrio emocional.

 

La capacitación sobre tus derechos es fundamental para luchar contra el estrés laboral y velar por tu salud mental. La ley en México te respalda, asegurando condiciones laborales equitativas y protección contra el acoso en el trabajo, pero hay que ser observadores y creer realmente que tenemos derecho a un trabajo digno.

 

Derecho al equilibrio vida-trabajo

 

Se supone que las empresas deben promover la transparencia y el diálogo abierto, pero como empleado, es importante que sepas tener un equilibrio entre tu vida y tu trabajo, tener límites claros de tus funciones y saber derechos para que ir a trabajar no se convierta en un martirio.

 

Porque, seamos honestos, nos da tanto miedo perder nuestra fuente de ingresos que solemos dejar pasar pequeños abusos -a veces no tan pequeños- de nuestros empleadores con tal de no perder la chamba.

 

Y es perfectamente entendible. Puede ser que solo tú dependas de tu sueldo, o tengas que llevarle comida a la mesa a tu familia o que Firulais necesite ir al veterinario. No siempre podemos darnos lo que parece un lujo de exigir condiciones de trabajo dignas.

 

Pero aquí entra la parte legal: SÍ TENEMOS DERECHO A UN TRABAJO DIGNO. Está en la Ley.

 

El Artículo 2o de la Ley Federal del Trabajo dice que “las normas del trabajo tienden a conseguir el equilibrio entre los factores de la producción y la justicia social, así como propiciar el trabajo digno o decente en todas las relaciones laborales”.

 

Crédito: Freepik

 

Y que “se entiende por trabajo digno o decente aquél en el que se respeta plenamente la dignidad humana del trabajador; no existe discriminación por origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social, condiciones de salud, religión, condición migratoria, opiniones, preferencias sexuales o estado civil”.

 

Además que se debe tener acceso a “la seguridad social y se percibe un salario remunerador; se recibe capacitación continua para el incremento de la productividad con beneficios compartidos, y se cuenta con condiciones óptimas de seguridad e higiene para prevenir riesgos de trabajo”.

 

También  la Ley dice que “el trabajo digno o decente también incluye el respeto irrestricto a los derechos colectivos de los trabajadores, tales como la libertad de asociación, autonomía, el derecho de huelga y de contratación colectiva”.

Ya sé que no siempre somos conscientes de ésto, pero ¡utiliza la Ley laboral a tu favor! Es el escudo que protege tu salud mental y emocional. ¡Confía en los derechos laborales que tienes!