Algunas veces el patrón tiene motivos para despedirte, por eso las causas del despido justificado en México es un tema que todas y todos los trabajadores debemos entender, ya que la Ley Federal del Trabajo (LFT) establece claramente los actos que pueden dar lugar a una rescisión laboral sin responsabilidad para el patrón o, para ser más claros, un despido justificado.

 

Esto lo encuentras en el Artículo 47 de la LFT que enumera diversas situaciones que van desde la falta de honradez hasta actos de violencia, hostigamiento o revelación de secretos empresariales.

 

Es fundamental comprender estas causas legales para que estés informado y sepas cómo proteger tu trabajo y tus derechos laborales en caso de enfrentarte a una situación así.

 

Te puede interesar: Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas en México: Conoce tus Derechos

 

Antes de continuar, recuerda que si necesitas orientación legal al respecto, no dudes en contactar a Licenciado Chambeador para recibir la ayuda necesaria. Ahora sí, veamos algunas de las razones por las que te puede despedir tu patrón.

 

¿Qué es un despido justificado?

 

Un despido justificado es cuando un empleador termina la relación laboral con un empleado por una o varias razones establecidas en la Ley Federal del Trabajo.

 

Estas razones deben estar debidamente fundamentadas y comprobadas para que el despido sea considerado legítimo y no genere responsabilidades para el patrón. Las causas de un despido justificado incluyen conductas indebidas como desobediencias, negligencias, violencia, mentir sobre tus capacidades y credenciales, entre otras.

 

Es importante que los trabajadores conozcan estas causas para identificar si su despido se ajusta a la ley o no. Cualquier despido que no cumpla con los criterios de justificación puede ser impugnado legalmente por el empleado afectado y en este caso lo primero que tienes que hacer es buscarnos para que te orientemos.

 

 

 

Desde negligencia hasta llegar en estado de ebriedad: las causas según la LFT

 

El Artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo en México detalla las causas específicas que justifican un despido sin responsabilidad para el patrón. Entre estas causas se encuentran la desobediencia sin causa justificada en el trabajo, la falta de probidad u honradez, actos de violencia, injurias o malos tratos contra compañeros de trabajo, su patrón o la familia de éste; así como la negligencia que ponga en riesgo la seguridad del lugar de trabajo.

 

También se consideran causas de despido justificado la revelación de secretos de fábrica y la asistencia al trabajo en estado de ebriedad o bajo el efecto de drogas ilegales.

 

Además ocasionar intencionalmente daños materiales durante el desempeño de las labores o con motivo de ellas, en los edificios, obras, maquinaria, instrumentos, materias primas y demás objetos relacionados con el trabajo, son una causa de despido.

 

Y también lo son cometer actos inmorales o de hostigamiento y/o acoso sexual contra cualquier persona en el establecimiento o lugar de trabajo.

 

Te puede gustar: Día del Trabajo: ¿Por qué celebramos el 1 de mayo?

 

Son muchas las causas por las que justificadamente puedes perder tu empleo, pero todas ellas deben ser probadas por el empleador para validar el despido, y en caso de controversia, será un tribunal quien determine que la razón fue válida. En las siguientes publicaciones te iremos explicando a mayor profundidad cada una de éstas.

 

 

 

¿No cometiste ninguna de estas faltas?

 

Si consideras que has sido víctima de un despido injustificado, es esencial conocer las acciones legales que puedes emprender para proteger tus derechos. En México, puedes acudir a las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

 

En esta parte del proceso es crucial que aportes pruebas de la relación laboral y, si es posible, del despido injustificado. La Ley protege al trabajador y, en caso de demostrarse el despido injustificado, tienes derecho a la reinstalación en tu puesto de trabajo o a la indemnización correspondiente, que puede incluir tres meses de salario, prima de antigüedad, y salarios caídos, entre otros.

 

Busca asesoría legal con expertos como Licenciado Chambeador para evaluar tu situación y ten en cuenta que en puestos de confianza, la reinstalación no siempre es viable. La decisión debe tomarse estratégicamente, considerando tanto el ambiente laboral como la compensación económica.

 

Y recuerda que asesorarte correctamente es vital para tomar la mejor decisión y garantizar que se respeten tus derechos como trabajador.